Memoria

Mostrando 1–12 de 16 resultados

Productos para la memoria

La memoria es una capacidad cognitiva que, sin lugar a dudas, se puede trabajar con ejercicios específicos diseñados por profesionales. Así lo muestran numerosos estudios científicos. Pero es importante tener en cuenta que, si bien podemos trabajar la memoria cuando se nos va debilitando, es mucho mejor prevenir su deterioro y potenciarla cuando está en plena forma.

La memoria es una de las capacidades cognitivas básicas del ser humano. Es el proceso psicológico que nos permite aprender nueva información, almacenarla y recuperarla cuando la necesitamos. Cada día más personas se preocupan por mejorar la memoria, ya que los fallos de memoria generan mucha ansiedad en quien los tiene.

La memoria se puede clasificar de muchas maneras. Y así la mala memoria puede referirse a distintos aspectos de este proceso psicológico. Podemos hablar de memoria a corto plazo, como la capacidad de mantener temporalmente la información en la mente, hasta que hacemos uso de ella (como cuando nos repetimos un número de teléfono hasta marcarlo y luego lo olvidamos), o de memoria a largo plazo. Una de las formas más tradicionales de entender la memoria a largo plazo es la que divide Memoria Declarativa o consciente y Memoria Procedimental o no consciente.

La memoria declarativa se divide en dos tipos según el contenido. Por un lado está la memoria semántica, que incluye todos los conocimientos e informaciones que hemos adquirido a través del lenguaje y la educación, por ejemplo, como para qué sirve un termómetro, o cuál es la capital de Francia. Por otro lado tenemos la memoria episódica, que es todo el conjunto de nuestras experiencias y vivencias, como por ejemplo el día que nos casamos o dónde he guardado las gafas esta mañana.

La memoria procedimental hace referencia, entre otras cosas, a la memoria de habilidades y rutinas, como conducir o montar en monopatín.

Teniendo en cuenta lo anterior, podemos esperar que existan muchas formas de tener mala memoria, y que sea necesario ejercitar la memoria de distintas maneras.

¿Te olvidas con frecuencia dónde quedaron tus llaves, a quién tenías que llamar por teléfono o para qué te levantaste del escritorio? ¿Tienes problemas para retener información importante, no recuerdas datos que usas a diario o te cuesta mucho acordarte de las cosas? Entonces, no dudes en leer el siguiente artículo, donde podrás conocer los mejores remedios naturales para mejorar la memoria.
Causas de la falta de memoria

No sólo las personas mayores sufren de problemas para recordar cosas, sino que los jóvenes y los adultos tienen cada vez más inconvenientes para no olvidar. Desde el bolso hasta un nombre, pasando por lo estudiado el día anterior a los pendientes en la agenda. Si estás sufriendo de mala memoria últimamente, puede deberse a varios factores, como ser las exigencias del trabajo y de tu vida personal, así como también el tan conocido estrés.

adelgazar y los medicamentos para controlar la presión arterial, tienen la “capacidad” para adormecer al cerebro, por lo que se pierde la memoria por detalles en concreto.

Cambios hormonales

Puede ser debido al embarazo, la menopausia u otros cambios en las hormonas (también por causa de medicamentos), pero esto normal.

Falta de sueño

Cuando no descansamos lo suficiente, podemos empezar a notar ciertos problemas para retener la información, así como también, alterar la memoria y los reflejos. Tener cuidado con el insomnio, dormir menos de seis horas por día, permanecer despierto hasta la madrugada todos los días, etc.

Hipertensión

Aquellas personas que tienen presión arterial alta presentan más posibilidades de sufrir daños del tipo cognitivo y problemas de memoria, desde los 45 años de edad. Esto se debe a que se debilitan las pequeñas arterias cerebrales.